La abdominoplastia, también conocida como dermolipectomía o lifting abdominal, es una forma excelente de aplanar la región abdominal.

Puede que te estés preguntando cuál es la diferencia entre una abdominoplastia y una liposucción. Pues la liposucción implica solo la remoción de células adiposas, mientras que la abdominoplastia es un proceso más complicado que también implica retirar los excesos de piel y prensar los tejidos.

La idea tras una abdominoplastia es darte un abdomen firma y plano. Es común ver a personas con un área abdominal flácida, especialmente si tienen cierta edad o cuando son mujeres con problemas para perder peso después de un embarazo.

Otros motivos por los que terminamos con abdómenes flácidos son los malos hábitos alimenticios y la falta de ejercicio. Esto es común en adultos que están muy ocupados con el trabajo y las responsabilidades familiares, lo que no les permite dedicar un tiempo para tener un estilo de vida más saludable.

Hay más de un tipo de abdominoplastia a elegir, pero su disponibilidad dependerá de tu situación particular. Incluso después de hacerte una abdominoplastia, es importante cambiar el estilo de vida. Por ejemplo, deberías ejercitarte más en el futuro y mantener una dieta saludable. Esto te ayudará a prevenir que te vuelva a ocurrir el mismo problema más adelante.

Tipos de abdominoplastia

Los dos tipos principales de abdominoplastia son parcial y completa. La abdominoplastia parcial, también llamada mini abdominoplastia, solo elimina una cantidad mínima de tejido en la parte baja de tu abdomen. Normalmente, el cirujano solo debe hacer una incisión sobre la región púbica y desde allí retira el tejido dérmico en exceso y ajustará los músculos del abdomen inferior.

La abdominoplastia completa normalmente se requiere cuando hay mucha piel suelta en el abdomen. Este caso es común en individuos que perdieron mucho peso y mujeres que estaban embarazadas. En las abdominoplastias completas, es necesario cortar más piel y apretar más tejidos conectivos y músculos abdominales en gran parte del área.

En algunos casos, la abdominoplastia puede extenderse para incluir la eliminación de tejidos en la parte superior de los muslos, o puede combinarse con una liposucción.

¿Qué tan segura es la abdominoplastia?

Con frecuencia, las personas no tienden a preocuparse por la seguridad de las cirugías cosméticas, como la abdominoplastia, por ejemplo. Siempre hay riesgos, pero se minimizan ampliamente si dejas el trabajo en manos de un centro de salud acreditado con cirujanos expertos, de buena reputación y certificados.

Tu propia salud evidentemente es muy importante, por lo que será evaluado por tus médicos y cirujanos antes de que tu abdominoplastia sea aprobada. Los médicos también deberán saber qué medicamentos estás tomando y cuáles son las condiciones médicas preexistentes que tienes.

Si planeas hacerte una abdominoplastia y cumples con los requisitos, debes asegurarte de no fumar ni beber mucho alcohol antes de la cirugía. Esto se debe a que fumar o beber alcohol comprometerán tu capacidad de cicatrizar. Tu médico te dará las recomendaciones pertinentes para que te prepares de la mejor manera para tu procedimiento.

    Consigue una Consulta Gratuita

    Por favor completa el formulario a continuación y te contactaremos a la brevedad

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    whatsapp icon